Nuestra Historia

Los Ejotes de Don Chuy, proviene de los Morón, familia de gran tradición culinaria en México. Fue en 1913, cuando Anacleto Morón decidió abrir la tienda, después de haber estado experimentando durante 21 años con distintos procesos de conserva. Los abarrotes son llamados en honor a Jesús "Chuy" Gamboa, quien antes de morir, traspasó su vieja mezcalería a Anacleto, quien la transformó en el local donde hoy en día sigue estando.

Tras la muerte de Anacleto, su hijo Berengario Morón, que había estado viajando entre Europa y Estados Unidos para refinar sus técnicas de conserva, retomó el negocio, creando el concepto y las latas que hoy aún siguen utilizándose. Muchas recetas son milenarias, han sido trasmitidas de generación en generación por la familia Morón, algunas otras son recientes, creadas por los procesos experimentales de Berengario.

Hoy en día, tenemos el orgullo de ser una de las primeras delicatessen fundadas en México y la única en Cuernavaca. Hemos decidido no expandir la comercialización de nuestros productos fuera de la tienda, pues detrás de cada uno hay una gran elaboración artesanal y queremos garantizar la mayor calidad a nuestros clientes. Es por eso que nuestras latas sólo se pueden adquirir exclusivamente en la tienda. 

Abarrotes y delicatessen Los Ejotes de Don Chuy

Zaragoza, 520A, Ocotepec, 62220, Cuernavaca, Morelos